Qué es la fibra oscura

La definición de fibra oscura es sencilla: se denomina fibra oscura a toda aquella fibra óptica que no se utiliza. La fibra óptica está formada por un hilo muy fino de material transparente, típicamente se utiliza vidrio o materiales plásticos. Se utiliza entre otras cosas como un medio de transmisión de datos por el que se envían pulsos de luz que representan los datos a transmitir. Es muy apreciada en las telecomunicaciones ya que la fibra óptica permite transmitir una gran cantidad de datos a grandes distancias sin verse afectada por interferencias electromagnéticas.

Los cables de fibras pueden contener un determinado número de estas: 16, 32, 64, etc. Esto hace que cuando un operador de telecomunicaciones despliega su red de fibra óptica es habitual que la sobredimensionen, es decir, que los cables incluyan más fibras de las que en realidad se van a utilizar. La razón es que si no lo hicieran así y en el futuro fuera necesario añadir más capacidad a la red tendrían que reabrir las canalizaciones y tender cables adicionales. Así es normal que dentro del cable de fibra óptica haya muchas fibras que no se utilicen, es por ello que se les llama fibra oscura ya que por ellas no circula luz.

La fibra oscura tiene un cierto interés comercial, ya que muchas empresas que tienen sedes muy alejadas entre si y necesitan intercomunicar estas sedes alquilan o directamente compran fibra oscura a las operadoras de telecomunicaciones. Por ejemplo es sabido que Google se ha dedicado a comprar gran cantidad de fibra oscura a precios muy asequibles lo cual en su momento motivó que comenzaran a circular todo tipo de teorías sobre lo que Google planeaba hacer con tanta fibra oscura, estas teorías iban desde la interconexión de sus centros de proceso de datos hasta la dominación mundial.